domingo, 15 de enero de 2017

ESPERANDO EL BUS


Sigue el blog abierto a nuestras voces, nuestras historias, nuestras palabras. Hoy os presentamos una historia de Rosaria Cacciatore.




Esperando el bus: charlas y vocabulario….


    Esta mañana estaba esperando el bus. Había otra gente que esperaba conmigo. Pero el bus no llegaba: llevaba retraso.
  Para pasar el tiempo, la gente ha empezado a hablar entre ellos y, de repente, el banco de la parada se ha convertido en… ¡un sofá!
- ¿De dónde es usted?

- ¡Ah, es italiana! Pero ¡qué bien que habla en español!
- Es que voy a clase, sigo aprendiendo y aún no hablo bien, pero lo intento…
- ¿Y vosotros estáis aquí de vacaciones?
- Sí, sí estaremos aquí unos días

- ¡Qué bien! ¿En qué hotel estáis?
- ¿El buen descanso? ¡Uy! ¡Nosotros  también estamos en el mismo hotel!
- Pues la comida es bastante buena, ¿verdad?
- Sí,¡pero el año  pasado era más rica!
- ¡Con la pasta que nos cuesta, podrían hacer un esfuerzo! ¿No  te parece?
- Hombre, Dolores, no estamos en tu cocina ¡Puedes soportarlo tres días! El hotel es limpio, los precios son baratos… ¿qué más quieres?

He preguntado a una persona el significado de una palabra que había oído poco antes: "chófer".
Ha sido suficiente hacer esta pregunta para empezar una carrera entre las personas que estaban allí: uno  quería  ayudarme, otro enseñarme… así que en pocos minutos he aprendido que:
1) "Cerdo" se puede decir también "marrano" o "puerco"
2) "Borracho" es el que ha bebido mucho vino, pero si ha bebido wihsky, es un "alcohólico" (palabra más elegante porque el whisky puede comprarlo quien tiene más dinero)
Pero...... si lo llamamos "ebrio", ¡parece menos borracho!
3) "Chófer" es el conductor del bus (¡Que tiene tanta paciencia con nosotros, las personas mayores !)

En los momento de dificultad el ser humano se solidariza, ya se trate de una desgracia de verdad, ya se trate de... ¡¡un maldito retraso!!

                                                                    Rosaria Cacciatore (B1.1)

CUENTA-HISTORIAS DE LA MAR Y SUS ORILLAS