jueves, 30 de agosto de 2018

HASTA SIEMPRE

Esta es la última entrada de nuestro blog. Muchas gracias por vuestras visitas y recordad que podemos encontrarnos en la página web de la Escuela de Idiomas: http://mestreacasa.gva.es/web/eoigandia
¡Hasta siempre!

miércoles, 11 de abril de 2018

LA COMIDA DE LA BONDAD O LA CAZA DE BRUJAS, por Rosaria Cacciatore


Érase una vez un antiguo restaurante en el barrio viejo de una pequeña ciudad.

La comida que se comía en  ese restaurante era mágica,  por lo menos eso era lo que la gente decía, pero niguno conocía el por qué.
De hecho todos aquellos que comían ahí, se convertían en personas buenas, felices y cariñosas. En la ciudad no había peleas.
La fama de la  cocinera se difundió y  todo el mundo iba a comer en aquel restaurante, de ahí que la paz y la tranquilidad reinaban sobre todo
Las  mujeres de los pueblos limítrofes que, desgraciadamente, tenían maridos malos y violentos, fueron a hablar con la cocinera:
“Con tu permiso, queríamos copiar tus recetas para que nuestros maridos se conviertan en hombres buenos y cariñosos”
La cocinera les respondió: “La magia se cumple solo si  vuestros maridos comen en mi restaurante; además, no cedo a nadie mis recetas porque hay ingredientes secretos”.
Las mujeres,enfadadas por la negativa de la cocinera, se reunieron  en la parroquia para hablar con el cura: “Padre, nuestros maridos ahora son cariñosos y buenos  con nosotras: pero hay un problema: coquetean con las mujeres de otros pueblos: ¡son buenos y cariñosos con aquellas, también!. La culpa es de la comida de la cocinera: ¡tal vez esa mujer  sea un bruja!”
El cura,  un hombre triste y antipático, les dijo: “Hermanas, teneis razón: el diablo se ha apoderado de nuestro pueblo y de esa mujer/cocinera: ¡debemos  echarla!” Dicho y hecho, la cocinera, acusada de ser una bruja  fue echada a petición popular. De repente el  desorden, las peleas y la violencia volvieron a  esos pueblos y  en las casas no había paz y las mujeres siguieron siendo  las víctimas de los  maridos celosos y crueles.
El cura confesaba cada día a un montón  de gente que había cometido crimenes de todo tipo. Inútilmente el alcalde buscó a la cocinera por valles y ciudades, pero, nada:  ella había desaparecido llevándose consigo el secreto de sus recetas y de sus  mágicos ingredientes.
Desde aquel momento todo el mundo vivió infeliz para siempre.
Varios años después se supo que la cocinera había abierto un restaurante en una gran ciudad y que vivía feliz llena de dinero y de joyas; una gran dama respetada y rodeada por amantes.
El cura murió a manos de un marido celoso que lo mató porque pensaba que él era ¡el amante de su mujer……..!
El antiguo restaurante tuvo que cerrar por falta de clientes.
Moraleja de esta historia:
la cultura no es una cosa que se puede matar o echar a la calle porque, siempre sale sin que nos demos cuenta de ello y el saber de esa cocinera era….¡su cultura! ¡Por supuesto! 

EL CUENTO DEL FAMOSO QUICO BOLSÓN

Hoy presentamos la adaptación de una historia de "roders" (bandoleros o bandidos, en valenciano), adaptada por Michael Dunckley, a partir del relato incluido en el interesante libro Historias de roders, de Manel Arcos i Martínes. 

Quico Bolsón es un personaje ficticio creado por Vicente Blasco Ibáñez.  Es un ´roder´, es decir, un bandido.  
Sin embargo, en Valencia en los finales del siglo diecinueve había varios roders reales: Jaime el Barbudo de Crevillent, Camot de Xativa, El Gato de Carlet, y Destralet de la Val dEbo. Esos hombres habrían reconocido a Quico Bolsón si se hubieran encontrado con él. Sin embargo, el político corrupto del cuento no necesita ninguna presentación o explicación. Todos le reconocemos.
Fue un día de fiesta en el pueblo. Un señor muy poderoso, don José, había llegado de visita. La flor y nata del distrito estaba allí. No obstante, todas las miradas eran para un hombrecillo con calzones de pana y negro pañuelo en la cabeza y con un arma de fuego a su lado.  Miraban al "roder".  El mismo bandido que vendría, advertían las madres, si los niños no se callaban.

Desde hacía treinta años, la Guardia Civil no había sido capaz de atraparlo. Saltaba como una cabra, conocía todos los rincones de la sierra y partía de un balazo una moneda en el aire. Al final la Guardia Civil se dio por vencida.  En todo caso, recibieron órdenes de dejarlo en libertad, ya que era útil para don José, el representante del distrito. Quico aseguraba el éxito de don José en las elecciones, matando a sus rivales políticos.

Como se sentía viejo, Bolsón quería un indulto para poder establecerse en el pueblo sin preocuparse de ser llevado ante la justicia. Era verdad que la Guardia Civil no le molestaba, pero las cosas podían cambiar. Ya no quería volver a las montañas.

La gente del pueblo creía que don José les hacía un favor al visitar el pueblo. En realidad, don José había venido para hablar con Quico. El bandido empezaba a enterarse de que por mucho que derramara más sangre, no conseguiría el indulto. Había escrito a don José unas cartas amenazadoras.

Don José sonrió con afabilidad felina; pronunció palabras tranquilizadoras; dijo que estaba al caer; que un día de estos sería; prometió que pronto saldría de penas... Él lo juró.

El "roder" recobró poco a poco su confianza en el diputado.  Dijo que esperaría un mes, nada más; que era un gran señor, pero para las balas solo había hombres. Se despidió.  Explicó que regresaba a su pueblo.

Don José también salió a escape para Valencia.

Quico Bolsón estaba sentada en el carruaje de su pueblo. Iba contento. Cien veces le habían prometido el indulto, pero ahora era de veras.

Vieron a una pareja de Guardia Civil a caballo. Bolsón la saludó amigablemente.  Durante mucho tiempo se había sentido a gusto con la Guardia Civil. Tenía amigos poderosos. Apareció otra pareja, y otra. Siguieron lentamente. Sus compañeros en el carruaje le advirtieron que huyese; le aseguraron que aún tenía tiempo. Sin embargo, Quico les explicó que la Guardia Civil se había concentrado por razón de la visita del diputado.  Permaneció inmóvil y sereno hasta que entraron por las ventanillas las bocas de los fusiles.  

Quico pidió a su amigo que corriese al pueblo para avisar a don José. Sería un error.

Su amigo no corrió lejos. Sonó una detonación. Acababan de fusilar a Bolsón.

Bandido sí, pero peor el que huía para Valencia.






domingo, 3 de septiembre de 2017

INFORMACIÓN SOBRE LA MATRÍCULA PARA EL CURSO 2017-2018



FECHAS:
Alumnos nuevos y alumnos que aprobaron el curso en mayo y junio: 4, 5 y 6 septiembre
Alumnos que suspendieron en mayo: 11, 12 y 13 septiembre
Alumnos que suspendieron la Prueba de Certificación en junio: 20, 21 y 22 de septiembre
Cursos formativos (2 horas a la semana): 6 de octubre

HORARIO:  de 9:00h a 14:00h y de 16:00h a 19:00h.

PRECIO:
Curso normal
67.28 euros (más 5 euros  en efectivo por tarjeta de fotocopias)
Repetición de curso
80.71 euros (más 5 euros en efectivo por tarjeta de fotocopias)
Curso formativo (2 horas a la semana)
33.30 euros (más 5 euros en efectivo por tarjeta de fotocopias)
Tasas administrativas (solo alumnos nuevos)
Apertura de expediente: 25.50 euros
Tarjeta de estudiante: 2.22 euros


CÓMO MATRICULARSE:
·        Descargar el impreso de tasas en este enlace
·        Los alumnos nuevos también tienen que descargarse los impresos de tasas de apertura de expediente y tarjeta de identidad del alumno en este enlace

·        Pagar la tasa en el banco: BBVA, Santander, La Caixa (Caixabank), Bankia, Sabadell CAM, Grup Cajamar, Ibercaja, ABANCA, Caixes Rurals Valencianes assoc. al Banc Coop., Caixa Ontinyent.

·        Ir a la EOI de Gandia en la fecha indicada con:
1)      Resguardo de la tasa pagada o 2 fotocopias del ticket del cajero automático si el pago se hace por cajero.
2)      Fotocopia del DNI o NIE
3)      1 foto tamaño carnet (si es alumno de nuevo ingreso)
4)      5 euros en efectivo para pagar la tarjeta de fotocopias
5)      Si el alumno tiene derecho a bonificación o exención del pago de la tasa (familia numerosa, discapacidad, víctima de violencia de género, víctima de terrorismo) original y fotocopia del documento acreditativo correspondiente
6)      Si otra persona realiza el trámite, la autorización correspondiente y la fotocopia del DNI
7)      Si el día de la matrícula no se puede entregar toda la documentación, se deberá entregar antes del 30 de septiembre.


BECAS DE ESTUDIO: El Ministerio de Educación da becas para estudiantes de Escuelas de Idiomas (plazo de presentación hasta el 3 de octubre). Información en este enlace.


PRUEBA DE NIVEL: Si un estudiante nunca se ha matriculado en una Escuela Oficial de Idiomas ni tiene ningún título oficial de español (DELE o CUID), pero sabe español y no quiere matricularse en A2.1 (primero de nivel básico), puede hacer una prueba de nivel para acceder a un curso de su nivel. Las tasas para la prueba de nivel cuestan 31.89 euros y pueden descargarse en este enlace.
La prueba de nivel será el día 25 de septiembre, a las 9.30 horas, en el aula 0.7. Consiste en un test gramatical, una prueba de expresión escrita y una prueba de expresión oral.



Si tienes alguna duda o pregunta, puedes consultar en la web de la EOI (http://mestreacasa.gva.es/web/eoigandia/),  en la Secretaría de la Escuela o escribir al Departamento de Español: aprendergandia@gmail.com


lunes, 1 de mayo de 2017

viernes, 7 de abril de 2017

LOS ABUELOS ESTUDIANTES

LOS ABUELOS ESTUDIANTES, por Rosaria Cacciatore (curso B1.1)

Las personas mayores que han venido a vivir a Gandía son de diferentes países. Básicamente se trasladaron aquí para disfrutar del calor y del mar. Parecía entonces, que tenían que pasar el tiempo paseando por la orilla del mar, tejiendo y horneando galletitas o, a lo mejor, cantando en el coro de la parroquia y cosas así.
En cambio... ¿qué hacen hoy en día estos abuelos juguetones?

Resulta que...¡¡VAN A LA ESCUELA DE IDIOMAS PARA APRENDER LENGUAS!!

Esta Escuela está abierta a todos, jóvenes y no tan jóvenes, así que también los mayores pueden matricularse, volver a la escuela con sus libros, sus gomitas y sus cuadernillos... ¡una segunda juventud!
Los científicos dicen que el estudio de un idioma ayuda a la persona mayor a prevenir la decadencia del cerebro; los neuronas crecen día tras día, a medida que se sigue estudiando.

Los mayores, además, tienen experiencia en el aprendizaje, así que, a pesar de la edad, parece que ellos pueden aprender casi como los jóvenes, e incluso a veces más, porque están muy motivados. Por otro lado, están sumergidos en el país cuyo idioma estudian.

Por lo tanto, la Escuela Oficial de Idiomas de Gandía no es solamente una escuela, sino también... ¡un SPA, un centro de cura para la prevención de la sensación de soledad asociada a la edad! En la EOI se pueden conocer amigos de todo el mundo, vivir en un contexto social muy agradable, disfrutar de la biblioteca, charlar. Todo el mundo en la EOI es gentil, amable y...¡los precios de la cafetería son baratos!!
Tengo que dar las gracias a esta Escuela y me imagino que lo mismo podrían decir todos mis compañeros que, en su mayoría, son abuelos como yo.